Rostro sin rostro | Julio César Félix

A Julio César Mondragón, estudiante normalista, le arrancaron los ojos y lo desollaron.
Él era de San Miguel, Tecomatlán, Guerrero, México. Inscrito en la Escuela Normal Rural
Raúl Isidro Burgos.
Ahora por él sabemos hasta en los dulces sueños lo que significa desollar:
desollar v. tr.
1   Quitar la piel, o parte de ella, a una persona o animal: desollar un conejo; desollarse el
codo.
despellejar.
2   Causar a una persona un grave perjuicio moral o material: lo ha desollado con sus
críticas.
Así desollaron el rostro de Julio César: lo despellejaron como a un animal de presa;
y lo tiraron a la calle para ser exhibido y  que sepan todos
que en este lugar así se juega.

Julio César Mondragón es el rostro sin rostro de la matanza en Ayotzinapa, Guerrero:
Torturado
Desollado
Asesinado
Exhibido.

Este es el país que tenemos ahora, el de siempre, aunque cada día más terrible en su piel de
sangre:
Yo tampoco tengo rostro
Ni rastro ni sombra.
Ya no más.
Tuve algún día. Ya no.
Ya no más.
Soy una cuenca en el universo de los hombres.

 

JULIO CÉSAR FÉLIX. Estudió letras hispánicas en la UNAM, en cuyo Centro Universitario de Teatro impartió las materias de Lengua española e Historia de las ideas. Director de la revista de literatura y crítica cultural Acequias de la Universidad Iberoamericana Torreón, lugar donde actualmente radica. Autor de los poemarios De noche los amores son pardos, Al sur de tu silencio, De lagos, lagunas y otras danzas, Desierto blues, Imaginario de voces y Mis ojos el fuego, entre otros títulos. Es responsable del blog: Vagones y lecturas.

 

Anuncios