Cacería furtiva | Cristina Arreola Márquez

I

Wapití corre
humo blanco sopla
su hocico de tibieza
gira y nos observa

wapití sufre
parece crecerle
la gran cresta de hueso
en clara amenaza

wapití muere
indefenso animal
dos tiros al pecho
serrucho
espiración

II

Un último rezo por el caído
desplomado
seis toneladas rendidas                                   mutiladas
una sola lágrima
la última
para ungir en el alma la súplica
el perdón
rogar al cemanauak
retrase la furia                                el ximohuayan
nuestra extinción
un último canto por el caído
arrebatado a punta de flecha y pólvora
anegado
en su último aliento
su último grito
lamento
sangre
odio
pus

III

2:05 am
ha llegado el final
la venida violenta del no llamado
el infierno sobre la pista
tacones caídos
rojo por doquier
ha llegado el momento de la venganza
la malvenida
pólvora incrustada
sobre pieles desnudas

en huida torpe

nos fuimos fragmentando
desmembrando
cayendo
en huida

5:00 am
ha llegado el momento del conteo
cifra bárbara
lamento espontáneo
sin actuaciones
natural
ha llegado el momento de la velación de rostros
de nombrar en pasado                a la muerte
salir de frente
esperar
a que otro fusil de asalto
decida                opere

CRISTINA ARREOLA MÁRQUEZ (Colima, 1988). Maestría en Estudios de Literatura Mexicana (UdeG). Se ha desempeñado en el periodismo, edición y corrección de estilo, así como en la promoción cultural. Ponente en diversos encuentros de literatura. Su obra aparece en antologías y en más de una docena de revistas y suplementos culturales. Editora de la revista Monolito. Autora de la plaquette Nínive de la colección Ouroboros de narrativa (UdeC, 2010) y de la Tesis de investigación El erotismo a partir de la imaginación telúrica en una muestra poética de Griselda Álvarez, cuya defensa le otorgó la titulación de maestría.

Anuncios