Poema para leerse en una fosa | Fabiola Morales Gasca

Cercados por el miedo
vivimos formulando preguntas sin respuesta
Cercados por el miedo, Julio Ameller

Somos incendio de la misma sustancia
somos todos el mismo cuerpo torturado
somos la lentitud de este reino que no avanza
somos todos las manecillas quietas
las luces de la ciudad contemplando
la humedad de este pasto muerto.
Somos todas luciérnagas muertas.

Antes de que el pan duro de la alacena se llene de moho
antes de que venga el tan esperado fin del mundo,
déjame ver la última dinamita de tus ojos centellar,
porque somos incendio de la misma sustancia
porque somos todos el mismo cuerpo torturado
y antes de que una revolución light me llame
déjame cantarte en todos tus ayeres, en todos tus mañanas
que imposibles aves vuelen alrededor de tu ventana,
que no sea el semen de la ignorancia el que llene sorbo a sorbo tu alma.

Me voy lejos del incendio, de este corral de desilusión
me voy antes de que pongan piedra sobre piedra a toda esta generación.
Mientras el alba desprende la vacuidad en cada pueblo
mientras cada fábrica ha abierto su última esperanza
mientras cada escuela recibe como flor a abejas extintas
yo escribo aquí mi último poema con esta última bala.

Aquí yace mi cuerpo, aquí yacen mis ganas,
aquí yace mi incendio y toda mi sustancia
sólo recuerda que en esta fosa
no sólo voy yo, va el dolor de toda la nación.

FABIOLA MORALES GASCA. Titulada del Instituto tecnológico de Puebla en la Licenciatura de Informática y egresada de la Maestría de computación en la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP. Los últimos años lleva aprendiendo el oficio de Escritura en talleres literarios en la Casa del Escritor y en la Escuela de Escritores. Autora de Para tardes de Lluvia y de Nostalgia, 2014, Editorial Rodrigo Porrúa y Crónicas sobre Mar, Tierra y Aire, 2016 , BUAP.

Anuncios